La primera experiencia para la franquicia Caribes Voley Club en la Liga Venezolana de Voleibol de Playa 2018 ha sido satisfactoria, razón que los impulsa a continuar con el trabajo para la próxima zafra.

“Una vez finalice esta temporada tenemos muchos proyectos para continuar, ha sido una bonita experiencia y no queremos detenernos y perder todo lo que hemos logrado hasta los momentos”, explicó el presidente de Caribes Voley Club, Yanni Capuzzi.

La última parada del Grupo Centroriental estuvo a cargo de Caribes, responsabilidad que asumieron por todo lo alto con la organización de un evento de talla internacional en el RS Fútsal Park en Los Samanes.

“Teníamos mucha ansiedad porque somos nuevos y no queríamos que se nos escapara ningún detalle. Montar un evento así requiere de mucha dedicación pero creo que cumplimos con las expectativas”, añadió el directivo.

Entre los planes para mantener la divisa, el equipo tiene pensado desarrollar la cantera. También buscan una sede fija para consolidar el trabajo durante el año.

“Queremos seguir creciendo, ir a los colegios y formar a la generación de relevo, consolidarnos como marca y como escuela es la meta”, aseveró Capuzzi.

Matemáticamente está complicada la clasificación a la gran final de Caribes Voley Club, razón por la cual el trabajo para la próxima temporada será con más ahínco.